Skip to content

Los 5 factores críticos a tener en cuenta sobre el uso de carretillas elevadoras

26 enero, 2013

megafono

La Unión Sindical de Trabajadores INFORMA  de que el empleo de una carretilla elevadora puede suponer un importante desafío en la prevención de riesgos laborales. Su manejo inadecuado de este tipo de máquinas  supone un peligro para el trabajador que la conduce (carretillero) y para sus compañeros.

Cinco son los aspectos críticos a tener presentes sobre el uso de carretillas elevadoras:

1.- Formación del operario. La falta de formación del carretillero es uno de los principales factores que originan los accidentes (vuelco de carretillas, choque con otros trabajadores que están en el centro de trabajo o con otros carretilleros, exceso de carga de la máquina por desconocimiento, velocidad inadecuada…).

Esta carencia formativa se debe tanto a la búsqueda inhumana de la maximización del beneficio por parte del empresario y a la alta rotación de personal, a contratos de sólo días o incluso horas de duración.

2.- Entorno de trabajo. Es preciso concienciar a todos los trabajadores  de la conveniencia de no acercarse al área de trabajo donde opera el carretillero, ya que la falta de visibilidad es uno de los principales causantes de los accidentes. Además, a la hora de adquirir una máquina o renovarla hay que analizar el tipo de cargas que se van a mover, la longitud y anchura de los pasillos (cuanto más estrechos sean mayor tendrá que ser la pericia del carretillero a la hora de conducir) y la señalización (si hay o no paneles informativos, de qué tipo…) existente en el almacén o zona de manejo de la carretilla. En función de todos estos condicionantes se deberá escoger entre una carretilla u otra.

3.- Tipo de máquina. Las carretillas eléctricas son por lo general más sencillas de conducir que las térmicas (con motor de combustión interna). Además, las térmicas (ya sean de gas, diesel o Gas Natural Licuado, GNL) son más peligrosas, ya que hay mayores riesgos de explosión.

4.- Mantenimiento y revisiones periódicas. Tan importante como la formación del operario es asegurarse de que las carretillas se revisan periódicamente (mantenimiento preventivo), tanto en el aspecto externo como en el interno. Diariamente se debe revisar al inicio y final de cada jornada cada carretilla y, en caso de detectar cualquier incidencia, paralizar el uso de la máquina.

5.- Equipamiento del operario. La empresa debe proporcionar al carretillero un mono que no tenga bolsillos exteriores ni corchetes ni otros adornos que puedan engancharse a los mandos de la carretilla, calzado de seguridad con suelas antideslizantes y casco.

Además, y especialmente en el caso de las carretillas que se usen en exteriores, el carretillero debe llevar guantes de protección para afrontar los riesgos inherentes a la manipulación de cargas y ropa adecuada para el frío o para condiciones climatológicas adversas.

Anuncios

From → Noticias

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: