Skip to content

Recuperemos la dignidad perdida. Combatamos la claudicación sindical

15 noviembre, 2012

 

307694_503193116378703_420848261_n

Las sucesivas reformas laborales y retrocesos que venimos padeciendo los trabajadores constituyen el síntoma más evidente del fracaso más profundo del actual modelo de sindicalismo representado, fundamentalmente, por el matrimonio CCOO-UGT. Que está ocasionando una profunda crisis de confianza en los trabajadores hacia toda clase de sindicalismo, provocando un profundo desapego entre los trabajadores y el sindicato.

El sindicato se ha convertido en un ente ajeno al trabajador. Trasladándose de las fábricas y centros de trabajo, a organismos ajenos a los trabajadores y a su propia realidad laboral. Transformándose de representantes de los trabajadores frente al capital en representantes del capital frente a los trabajadores.

Durante años venimos padeciendo, permaneciendo impasibles y en silencio, la burocratización del sindicalismo, su vacío de contenido y la firma de acuerdos a nuestras espaldas. ¿El resultado? Pérdida de nuestra dignidad, vulneración de nuestros derechos, usurpación de nuestras conquistas y especulación con el elevado desempleo, que abarata y precariza el trabajo.

Provocando un hartazgo y una humillación de los trabajadores. Llevándoles, erróneamente, a auto-castigarse dando la espalda al sindicato. Porque lo que nace como un voto de castigo hacia la colaboración y claudicación, la burocracia y la corrupción sindicales, representa un debilitamiento del trabajador. ¡¡No está en juego la supervivencia del sindicalismo!! ¡¡Lo está la de los trabajadores!!

El sindicato no son unas personas concretas, ni determinados edificios, ni está u otra bandera. El sindicato es la voluntad organizada de los trabajadores.

Nuestra desorganización se está traduciendo en un golpe de estado al derecho en el trabajo, una superexplotación del trabajador y un empobrecimiento masivo de los sectores populares de la población. Sólo una resistencia activa y organizada de los trabajadores y una oposición firme y coherente a la paz social, que busca maximizar y privatizar las ganancias económicas del capital, así como socializar sus pérdidas, invertirá la situación.

El sindicato debe potenciar la organización y movilización permanente de los trabajadores y plantear la lucha en un doble frente: contra la sociedad capitalista y la burocracia sindical, aliados en la defensa de sus bastardos intereses. Y con esa pretensión nace la Unión Sindical de Trabajadores.

Revolución vs Reformismo constituye el principal dilema que debemos resolver los trabajadores. Y que explica que la lucha por unas mejores condiciones de vida sea inseparable de la lucha por el poder político, por constituir la conquista del poder político por parte de los trabajadores el único camino para destruir la sociedad capitalista y socializar los bienes producidos por los trabajadores y trabajadoras.

Los trabajadores y trabajadoras organizados en la Unión Sindical de Trabajadores buscamos invertir la situación anteriormente denunciada, para así dotar a todo trabajador y trabajadora de un instrumento eficaz de defensa de sus intereses y avanzar en la construcción de una nación independiente, soberana, justa y en la que todos sus bienes y recursos se encuentren socializados.

Lanzamos la consigna de la REBELIÓN DE LOS TABAJADORES Y TRABAJADORAS en busca de una transformación profunda e íntegra del sindicalismo en un instrumento de liberación social. Requiriendo la superación de las conductas claudicantes, no una simple sustitución de personas. Llamamos a los trabajadores y trabajadoras, ocupados o desocupados, a tomar la iniciativa.

Para detener la ofensiva capitalista y avanzar en una progresiva acumulación de fuerzas, la Unión Sindical de Trabajadores propone un plan estratégico de actuación en base a dos grandes puntos:

1.- REPARTO DEL TRABAJO sin reducción del salario.

Trabajar menos para que, en tiempos de elevado desempleo, trabajemos todos y que, en tiempos de expansión, vivamos más y mejor. Conquista imprescindible para la reducción del desempleo y la mejora de las relaciones laborales, además de fortalecer la unidad y la fuerza de los trabajadores y trabajadoras.

Frente al concepto capitalista de reparto de trabajo, que se limita a repartir los puestos de trabajo ya existentes entre los trabajadores en plantilla para aumentar la productividad del trabajo manteniendo los sueldos, precarizando las relaciones laborales, flexibilizando los horarios, aumentando la intensidad del trabajo… Y si por presiones, la patronal no tiene más remedio que aumentar un poco los salarios, lo hará siempre aumentando todavía más la productividad, es decir, solamente si ella aumenta antes su beneficio más que los salarios, apropiándose de una mayor porcentaje de riqueza que con anterioridad a la decisión de repartir el trabajo.

Ahora bien, la opción del reparto del trabajo NUNCA puede suponer:

a.- Perder salario. Porque constituye una autoderrota que desanima a aquellos trabajadores que realizaron el sacrificio.

b.- Incremento de los ritmos de trabajo. La patronal buscará mantener el salario del trabajador a cambio de que produzca más. En este caso, el empresario aumentará su capital mientras que los trabajadores sufrirán un deterioro en sus condiciones de vida y de trabajo, y no se reducirá el paro.

c.- Flexibilizar, agilizar los horarios, los turnos, adaptándolos a las necesidades de la producción, tal cual las define la patronal. Las nuevas tecnologías al permitir innovar, producir, transportar y vender en poco tiempo, permite al empresario ahorrar tiempo ahorrar gastos y multiplicar beneficios. Pero además dificulta la conciliación de la vida laboral y familiar de los trabajadores y trabajadoras.

2.- SOCIALIZACIÓN DE LOS CENTROS DE TRABAJO.

La compra-venta de trabajo y la propiedad privada de los medios de producción transforma a todo trabajador en una mercancía de la que obtener el máximo beneficio posible.

Por un lado, por constituir el trabajo una prolongación de la persona, no puede ser comprado ni vendido, pues las personas no somos mercancías. Compra-venta que representa una forma de esclavitud. Mientras que, por otro lado, la propiedad privada de los medios de producción no satisface las necesidades colectivas y obstaculiza el desarrollo individual de las personas.

La producción tiene como función satisfacer las necesidades humanas. Pero la realidad con la que nos encontramos en toda sociedad capitalista es que a pesar de encontrarse todos los bienes apropiados, no todas las personas ven satisfechas sus necesidades. Constituyendo, por ello, la propiedad privada de los medios de producción, la barrera que separa las necesidades humanas de los bienes producidos para satisfacerlas. Resulta necesario destrozar la actual estructura de propiedad para destruir dicha barrera, socializando los centros de trabajo mediante la participación de los trabajadores en la producción, distribución, gestión de las empresas y participación en los beneficios; rompiendo toda excesiva dependencia y vulnerabilidad del trabajador respecto del salario.

Es necesaria una nueva forma de hacer sindicalismo. Un sindicalismo que, sin renunciar a la lucha diaria por mejorar las condiciones de vida, tenga presente que limitar la lucha de los trabajadores a la lucha económica conduce irremediablemente a la burocratización del sindicato, convirtiéndolo en un mero apéndice del propio sistema capitalista; y que las diferentes conquistas sociales no han logrado acabar con la explotación y el empobrecimiento de los trabajadores, por encontrarse las raíces del problema en la propia sociedad capitalista.

¡¡AFILIATE A LA UNIÓN SINDICAL DE TRABAJADORES!!

¡¡ÚNETE AL SINDICALISMO INDEPENDIENTE!!

Anuncios

From → Comunicados

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: